Amstutz apuesta por un cambio de paradigma en el deporte mendocino

el

(Por Jorge Alejandro Márquez) – La caída de Juan Carlos Reveco en el arranque del presente año fue un mazazo duro de digerir para el boxeo mendocino. Uno de los máximos íconos del deporte de las narices chatas, oriundo de la “Tierra del Sol y el Buen Vino”,  aun baraja la posibilidad de continuar o no en el campo rentado tras su derrota ante el filipino Donnie Nyetes que le impidió atenazar la faja ecuménica de los mosca de la FIB.

“Hay políticas de estado definidas porque el deporte se practica. En el fútbol, son los grandes empresarios los que dirigen los clubes, con mucho poder económico. Esto es un modelo, con el cual no estoy de acuerdo y tampoco tengo espalda para cambiarlo” afirma el ex intendente de Las Heras. (Foto: @Comunicacional).

Es por esa razón que varias personalidades mendocinas mostraron su preocupación por el mal presente que vive uno de los deportes insignia de nuestra provincia que supo tener en Pascual Pérez, Nicolino Locche, Hugo Pastor Corro,  Julio Pablo Chacón, Jonathan Barros o en Yesica Patricia Marcos a campeones del mundo que dejaron su impronta en el plano internacional.

Una de esas voces que elevó el tono para hacer notar su preocupación fue la del Ingeniero Civil Guillermo Amstutz, el ex intendente del departamento de Las Heras, un hombre con gran arraigo por el deporte mendocino que no oculta su preocupación por el boxeo de Mendoza, pero además, repasa realidades complejas de otras disciplinas.

Amtuz mostró su gran preocupación por el momento que le toca atravesar. (Foto: @Comunicacional).

“La política está muy desprestigiada en la sociedad. Lo asumo en primer lugar porque hay referentes que han caído en el enriquecimiento personal desmesurado, lo cual es repudiable y deben ser expulsados de la política. Se debe recuperar el valor de la ética como un principio trascendente para la política. Por otra parte, los grandes medios económicos, nacionales e internacionales, incentivan y exacerban con sus pagos, en la sociedad el descrédito de la política porque necesitan dominar e incrementar permanentemente sus empresas. El poder de los grandes grupos económicos es el que está ayudando a desacreditar la política para poder ejercer el poder del dinero” cuenta en el arranque de la entrevista el Senador Provincial.

“La justicia, en procesos excesivamente burocráticos y lentos, no digo que sea justa o injusta, pero sí muy lenta y eso hace que pierda credibilidad de la ciudadanía en ella” cuenta.

“Creo – agrega – que hay un cambio en forma gradual; hay un dicho que reza: “No hay mal que dure cien años“ y los cuerpos cuando no aguantan, explotan. Entonces este es un tema que se va a ir corrigiendo con el tiempo, pero necesita mucha participación popular, porque el problema externo de la política es que la gente participa cada vez menos en temas políticos y sociales de interés general. Participan por un interés individual pero no por una visión integral de la situación de nuestra sociedad. Esto sólo lo logran aquellos que participan, debaten, sean funcionarios, candidatos o no. La política no debe quedar limitada sólo a quienes llegamos a ocupar un cargo público”.

“En Argentina hay algunas actividades masivas, como por ejemplo, el fútbol. Mendoza contaba con muchos espacíos urbanos, entonces había potreros en todos lados y había uno o dos referentes voluntarios, que, movidos por su pasión por el fútbol, hacían practicar a los chicos en esos potreros y si había un torneo en Lavalle, cargaba a los chicos en un rastrojero y junto con la familia iban hacia el lugar. Entonces había un líder con vocación social y padres que acompañaban y apuntalaban. De a poco comenzaron a desaparecer los terrenos baldíos por construcciones y por otro lado una política judicializada de los reclamos, que fue apagando esa vocación social. Esto, acompañado de una pérdida de voluntad social más la dificultad de las distancias ha hecho que la aglomeración y la urbanización de personas, queden acotadas como espacio de esparcimiento a la plaza, no apta para la práctica deportiva. Tenés que ir a un club y sumarle los gastos de transporte y en algunos casos, de ropa, entonces esto hace que los esquemas urbanos sociales de las clases bajas y media – bajas, cada vez ven más limitada su participación deportiva ordenada y regulada”.

“El boxeo – analiza el legislador Peronista –  ha tenido periodos de muchísima difusión y promoción y temporadas de muy baja difusión. Socialmente pudimos promover en varios departamentos, gimnasios que tuvieran deportes en todos los barrios o mínimamente uno o dos por distrito y si el distrito era urbano marginal, dos o tres. Es un deporte con mucha disciplina, que no requiere de grandes costos de elementos, pero sí tiene una exigencia complementaria que es la nutrición del deportista. Entonces ahí aparecía la necesidad de complementar la práctica del boxeo con los programas provinciales de nutrición. Cuando eso se perdió, se empezaron a cerrar los gimnasios barriales”.

“En el ciclismo pasa algo similar. Hoy, si no tenes una bicicleta arriba de los cinco mil dólares y todo el equipamiento necesario, se hace difícil la participación. Se muestra sólo la cara del ciclismo que tiende a ser profesional y que tiene una cantidad de publicidad y merchandasing. Nos está faltando darle fuerza en la difusión, a un ciclismo que se haga mucho más barrial y no tan competitivo. Hay que recuperar el cicloturismo, el cicloturismo de familia y las competencias barriales de bicicletas, acá es donde el estado debe actuar como promotor de la sociedad y está fallando. Hay que fijar las herramientas que nivelen económicamente los niveles del deporte a un nivel bajo o medio bajo y que sea el deportista el que le agregue el condimento y la calidad a la competencia”.

“Creo que hay un cambio en forma gradual; hay un dicho que reza: “No hay mal que dure cien años“ y los cuerpos cuando no aguantan, explotan. Entonces este es un tema que se va a ir corrigiendo con el tiempo, pero necesita mucha participación popular” señaló el Ingeniero Civil. (Foto: @Comunicacional).

“Hay políticas de estado definidas porque el deporte se practica. En el fútbol, son los grandes empresarios los que dirigen los clubes, con mucho poder económico. Esto es un modelo, con el cual no estoy de acuerdo y tampoco tengo espalda para cambiarlo. Pero tampoco puedo aceptar que no se haga algo por el otro modelo, que la política de deporte no la está contemplando” sentenció quien también fuera Presidente de AYSAM.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.