Lo que dejó la vuelta: El último giro con uniforme para el oficial Juan Farini

(Por Jorge Alejandro Márquez) – Bajó la bandera a cuadros y la Vuelta de Mendoza coronó a Juan Pablo Dotti que entró en la historia grande del ciclismo argentino. Pero la gran vuelta de Mendoza que acaba de cerrarse, la número 43, no sólo dejó cosas para contar dentro del asfalto. Existen diferentes historias, gratas y de las otras. Muchos nunca más volverán a saber de ella. Así de tajante. Así de real. Como un amor de verano.

Nacerán nuevas historias mientras otras se apagan y eso es lo que le sucederá al Sub oficial Principal Juan Alberto Farini, el policía vial que más presencias tiene en la historia absoluta de la “Más Argentina de Las Vueltas”. “Ha llegado el final para mí. Esta es mi última vuelta que haré como oficial.

“Esta función la cumplo desde el año 1986. Estamos esperando el retiro de la fuerza luego de tantos años” explica el protagonista de esta crónica llena de emociones que se fue feliz tras haber alcanzado “el deber cumplido”. Pulcro, elegante a más no poder y sobre todo muy educado, Juan Alberto dignifica la profesión de policía.

“Desde mi primera Vuelta esto me empezó a gustar por la colaboración prestada a todos los ciudadanos, a los ciclistas, a los móviles periodísticos. Fueron años muy bonitos cuenta” el papá de Román Alberto (21), Gonzalo Gabriel (18), Ana paula (18) y Juan Pablo (16). Amigo incondicional del ahora Subcomisario Sergio Montero, con quien lleva muchas vueltas trabajando juntos, Farini extrañará esos buenos momentos compartidos; “son tantos años juntos que nos entendemos con solo vernos en donde cada uno conoce la función que debe desempeñar dentro del pelotón. Han sido tantas carreras que seguro cuando ya no esté con el uniforme de policía extrañaré no ser parte de esta hermosa fiesta del ciclismo”.

“Es muy lindo recibir el cariño y el reconocimiento de la gente cada vez que estamos custodiando el pelotón. Eso es impagable. Después de tantos años somos parte de la caravana”.  A la hora de describir sentimientos o favoritismo por algún ciclista, Farini confiesa que eso “es innegable. Tenemos debilidad para que a un ciclista de los nuestros le vaya de la mejor manera. Uno ha generado amistad, después de tantas vueltas, con el Tordito (Alejandro) Durán, El Lobito (Gabriel) Brizuela o El Chueco (Ignacio) Gili, una persona intachable, ejemplo a seguir a quien deseo tenga una pronta recuperación” confiesa e oriundo del departamento de Rivadavia.

“Fue difícil aquel domingo. Se acababa la carrera y saber que nunca más custodiaría al pelotón como policía, fue una sensación de tristeza. Pero espero poder subirme a una moto y como civil seguir siendo útil para de alguna u otra manera poder seguir aportando mis conocimientos para que la Vuelta de Mendoza siga creciendo”. Existen diferentes historias, gratas y de las otras. Muchos nunca más volverán a saber de ellas….No será este el caso de Juan Alberto Farini, de eso no quedan dudas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.