Se cumplió el anhelado deseo Carolina Sánchez de retornar al cálido hogar

(Por Andrea Márquez) – Hace una semana que pudo dar ese abrazo furioso que tanto deseaba. La guerrera llegó a casa tras un largo periplo en el continente europeo. Insignia del básquetbol mendocino, Carolina Sánchez está de vuelta en Mendoza.

Justó hace una semana, en el día de la Revolución de Mayo, la gran capitana del seleccionado argentino femenino pudo desatar la emoción de volver a estar junto a su familia.

Entrevistada en el programa “Mendoza Deportiva” que se emite por Radio Jornada (91.9) la histórica jugadora mendocina dio a conocer sus sensaciones.

Carolina Sánchez en Radio Jornada (91.9).

Hola carolina ¿cómo estás? ¿Cómo resulto tu viaje de vuelta a casa?

“Se dio todo muy rápido, la última vez que hablamos estaba en Italia, contando la experiencia vivida por allá, y por intermedio de la embajada, surgió todo muy rápido, y desde el domingo 10 de mayo ya estaba acá en Mendoza”.

A vos te sorprendió esta posibilidad de regresar y la tomaste, o ya estabas pensando en un regreso, porque la última vez que hablamos había una decisión de quedarse allá.

“Sí con todo esto la verdad que era mejor quedarme, ver como seguía el campeonato allá en Italia, ver que decisiones tomaba el club y más sabiendo el riesgo que era viajar, y para no complicar a mi familia tomé la decisión de quedarme, pero bueno,  una vez ya terminado y suspendido todo tomé la decisión.  Justo habían surgido temas familiares acá en Mendoza y las ganas de volver me envolvieron. Llevaba entre siete y ocho meses sin ver a mi familia y ya estaba necesitando verlos y volver a casa”.

Allá ustedes venían con la información que se encontrarían con un panorama bastante alentador, por como Mendoza ha planeado la situación de pandemia y de contagio, que era comparativamente parecido al lugar en el que vos te encontrabas. Contános ese paralelismo

“Es muy parecido. Acá hay muchos menos casos que en donde  me encontraba a pesar que era un pueblito muy chiquito, pero las normas, las reglas y el respetar la cuarentena han sido mucho mejores en Mendoza que en Italia. Con respecto al movimiento de gente interna dentro del país, que fue lo que los perjudico a ellos, cuando se cerró la parte del Norte de Italia la gente empezó a trasladarse al Sur y ahí fue donde se perjudicó el resto de país, por el movimiento de gente. Creo que acá en Mendoza, con respecto a la gente que viene de otros países o dentro del país, tienen que estar obligadas a hacer esta cuarentena, es bastante duro pero  creo que es la mejor forma de controlar esto. Por ejemplo, yo viniendo de Ezeiza hasta acá no fueron las mismas reglamentaciones en cada provincia. En Córdoba llegaban y cada uno disparaba a diferentes domicilios, no se sabía si iban a hacer o no la cuarentena, iba en la responsabilidad de cada pasajero”.

Nosotros nos hemos cargado de información de lo que se vivía en Italia, España, ahora vos contarme como se vivía la información de la Argentina allá

“Italia estuvo muy sorprendido porque Argentina tomo las medidas muy a tiempo. Cuando empezó la cuarentena en España, que creo que fue diez días más tarde que en Italia, Argentina ya casi estaba en cuarentena, ósea que si miramos los tiempos de las cuarentenas han sido los mismos tiempos.  Argentina controló a tiempo lo que pasaba, y allá en Italia sabíamos que nos estaban tomando como ejemplo de lo que estaba pasando en España e Italia. Rogaba que se lo tomaran en serio, sabiendo que somos un país tan grande y con una sanidad que no tiene todos los recursos necesarios. Eso era lo más importante, era algo que queríamos que en Italia hicieran, y por eso en Argentina han podido parar un poco esta pandemia”.

¿Cómo es la vida en el hotel? ¿Volviste sola o con compañeras?

“Volví yo y tres chicas más. Cuando llegamos a Ezeiza nos subieron a los colectivos y estos separaban a la gente según en donde tenían que bajarse, el recorrido del mío era Córdoba, San Luis, Mendoza, Tucumán y Santiago del Estero, entonces todos los que iban a esas provincias estábamos en ese colectivo.  Fue tremenda la vuelta, fueron más de 30 horas, entre controles, en que te paraban en cada provincia, cada una con distintos protocolos. Eso fue lo más duro, ya que no tuvimos alimentación, agua. Venía gente mayor en el colectivo que no fue atendida, y eso fue durísimo. Fueron casi tres días desde que  salí de mi ciudad y llegue acá. Sabía con lo que me iba a encontrar y me armé de paciencia, pero el tema de meterte en un colectivo viajando treinta horas sin comida ni agua y no poder ir al baño fue feo, pero al llegar al hotel ya está. Los últimos quince días me han costado mucho más que los meses que lleve en Italia encerrada, porque no es fácil estar encerrada en una habitación de 4×4 pero se lleva de la mejor manera sabiendo que son las precauciones que uno toma para poder estar después con la familia”.

¿En que te recreas más?

“Tratando de organizar un poco la pieza. Mi mamá me trajo agua y una vez que se me terminaban los bidones aproveche para hacerlas pesas. Mi plan de entrenamiento, al ser un lugar tan pequeño, trabajo sólo con el cuerpo y bueno trato de hacer espacio para poder moverme. En el hotel no nos permite que la gente del hotel nos aseen las habitaciones, así que nosotros tenemos que mantenerla limpia. Es un estilo hospital y medio cárcel, ya que obviamente no podes tener contacto con nadie, no podes salir a ningún lado, tu familia viene y te puede dejar, en diferentes horarios que han determinado, comida o lo que sea. Es duro pero hay que seguir, quedan pocos días (Ndr: ya dijimos que está en su casa)”.

¿Cómo estabas para la temporada, como venias físicamente?

“Eso fue lo que más me dolió, ya que venía muy bien con la ayuda del cuerpo técnico. Ellos sabiendo mi edad y todo me cuidaban para evitar lesiones, ya que sabían que cuesta recuperarse y estaba muy bien físicamente. Estaba teniendo un gran campeonato y el club estaba contento con mi rendimiento, porque mucho no se lo esperaban y eso fue realmente importante para mí porque era lo que quería realmente para aportar al equipo, porque estaba el objetivo de ascender y de jugar una Copa Italia. Lamentablemente se suspendió todo. Gracias a dios el club quedó muy contento y me han pedido de nuevo allá. MI trabajo allá también era de entrenadora y reclutadora de jugadoras y mi idea es volver cuando todo se normalice y me quiero mentalizar para irme allá nuevamente y ponerme bien físicamente para llegar de la mejor manera.  En Europa el fútbol esta por arrancar, el básquet también. Pero acá en Argentina todo está suspendido, no se sabe si el masculino arranca con o sin público, pero el femenino no arranca. Así que estoy pensado en pegarme la vuelta para allá”.

Va a haber que esperar esos tiempos tanto allá como acá ¿Cómo estaba Italia cuando volviste?

“Estaba viendo las noticias por algunos comentarios de mis compañeras, y sé que está casi normal. Salen con barbijos, pero creo que se han largado muy pronto, el 4 de mayo se largaba la fase cuatro y era vida normal prácticamente. Habían controles pero se podía entrenar, ir al gimnasio, pero fue pronto, porque de un día para otro hubieron veinte contagios en el lugar que estuve, y esto termina perjudicando absolutamente todo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .