La pandemia frustró el primer capítulo de la historia que escribe el Caudillo Marcos Lencinas

el

(Por Sabrina Márquez) – “¿Qué fue de la ilusión y de lo bello que es vivir? Para qué me curaste cuando estaba herido, si hoy me dejas de nuevo el corazón partió” es la frase de una canción que viene como anillo al dedo para describir la historia de Marcos Lencinas, un caudillo de pura sepa que emigró del continente para probar suerte en el Gleize francés y que por cosas de la vida, esas cosas de la vida, pegó la vuelta a su terruño.

Y en Mendoza está. Volvió para volver. A veces es bueno dar un paso atrás para agarrar impulso e ir por el objetivo deseado. Eso es lo que piensa el jugador de La Lepra que tuvo que volver de Francia por la pandemia que truncó el primer capítulo (seguro vendrán muchos más) de esta historia.

banner entre pano 1 y 2
Marcos Lencinas en el programa Mendoza Deportiva de Radio Jornada (91.9)

“Llegué de jugar en Francia, me había ido en octubre del año pasado, pero la pandemia cambió los planes y ahora estoy en Mendoza cumpliendo la cuarentena. Estoy totalmente sólo. Veo gente cuando me traen la comida, luego me entretengo mirando por la ventana. Es muy difícil, decí que tengo a mis amigos que me llaman y a la familia que siempre está preocupada. No nos queda otra” cuenta Marcos desde la habitación del Hotel donde cumple sus últimos días de cuarentena.

“La posibilidad de ir a jugar a Francia nació mirando en la página de un club que buscaba jugadores y consultando, buscando la oportunidad de forjar un mejor futuro, surgió la posibilidad de poder llegar a aquel país. Mandé unos videos que ellos me pidieron y les gustó, así que en octubre me fui” dice en el programa “Mendoza Deportiva” que se emite por Radio Jornada (91.9).

“La experiencia fue muy linda. Hice muchos amigos. El nivel deportivo de Francia ha crecido muchísimo. Hay muchos mendocinos, muchos sanjuaninos. Ha crecido bastante la liga francesa, la N2, en donde yo compito, es muy pareja y tiene un nivel similar a nuestro campeonato aquí en Mendoza. Ya en la primera es otra cosa, hay un muy buen nivel ya que además de jugadores argentinos hay portugueses y españoles” dice el mendocino que se había establecido en la comuna francesa situada en el departamento de Ródano, de la región de Auvernia-Ródano-Alpes. Es la cabecera (bureau centralisateur en francés) y mayor población del cantón de su nombre.

“Allá no nos pagaban. Nos daban el departamento y la comida y cuando jugábamos nos daban algo de plata. En Francia se vive realmente muy bien. Existe una considerable ayuda del gobierno, se vive muy cómodo, es una vida muy tranquila. El gobierno te ayuda, si uno tiene la posibilidad de alquilar un departamento, el gobierno te ayuda con 200 euros que te lo dan todos los meses exclusivamente para pagar el departamento. Uno se anota y el gobierno te da la solución” agrega a la señal del Grupo Jornada.

“En Francia estaba sólo. En el departamento vivía con un arquero chileno, mi técnico que es portugués y otro arquero que era italiano que se pudo ir en abril a su casa y pasamos a ser tres. Tengo pensado irme de vuelta a Francia con mi familia. Mi hija la extraño mucho y la he podido ver sólo por video llamadas. Es fuerte pero al menos con eso me conformo. Muero por darle un beso, un abrazo” confesó emocionado el jugador mendocino que asegura volverá pronto y junto a su familia al viejo continente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .